viernes, 30 de enero de 2009

BUCKCHERRY – BLACK BUTTERFLY


VALORACION 95/100

Otro discazo para la colección, llevo tres meses con el y no he podido parar de escucharlo, qué gozada poder contar con bandas así.
Lo malo es que si ves las críticas en la red FLIPAS¡¡¡¡¡ Pero qué pasa, porqué tanto criticar, te puede gustar más o menos, pero hay que hacer críticas constructivas y más a bandas de Hardrock, ya que es un género que no pasa por su mejor momento.
Es normal que Buckcherry sea una banda comercial, trabajan para una de las mayores multinacionales, venden miles de discos, qué quieres, y aun y todo graban un disco que es una pasada para los oídos.
Y eso que el camino de Buckcherry no ha sido fácil, ya que su primer disco fue un gran éxito y se les considero como le esperanza blanca del hardrock, algo que pesa mucho sobre una banda con un solo disco. Su segundo disco “Time Bomb” no tuvo el éxito esperado y llevó a una separación de la banda que con el tiempo vuelve a unirse y sacan ese pedazo de disco que es “15”. Lo que quiero explicar es que en la mayoría de los casos una banda así hubiese desaparecido, pero ellos no, se ponen las pilas y vuelven a hacer lo que mejor saben HARDROCK.
El disco creo que es una pasada, la voz de Josh Todd es una delicia y lo demuestra de principio a fin, comenzando con “Rescue Me” que refleja a esta banda a la perfección, Hardrock más o menos comercial pero de una excelente factura, hasta la letra cuando a mitad de canción Josh demuestra toda su potencia vocal: “It’s not over now, And I just want to say, You’ll never be left out, I love you more today”, increíble, siguiendo con “Tired of you” para no bajar el nivel, y el primer single “Too drunk..” que aunque cambia el estilo, no la intensidad, y sino no hay más que ver el video, luego el primer baladón “Dreams” en el que otra vez su voz es una delicia para los oídos, y siguen dos trallazos de puro Hardrock “Talk to me” y “Child called it” donde la letra de la segunda es una pasada, y otra balada increíble “Don’t go away” y más adelante “All of me”, otra balada más al estilo sureño. Y dos temas que son increíbles, “Fallout” y en especial “Inminent bail out” un tema que recomiendo encarecidamente como ejemplo de auténtico rock and roll.

lunes, 5 de enero de 2009

HARDROCK EN EL SIGLO XXI, DOS CONTINENTES, DOS SUPER BANDAS, DOS SUPER FRONTMAN: HARDCORE SUPERSTAR VS BUCKCHERRY


Recomendadas 110/100
Creo que actualmente el hardrock mundial está atravesando un gran momento después de la “crisis” de los 90 y el número, nivel y calidad de bandas que proliferan en los últimos años es muy grande.
Pero si alguien puede resumir hoy en día ese altísimo nivel son estas dos bandas y sus correspondientes cantantes. Ambas se formaron a finales de los 90 e incluso el disco que mejor representa a ambas bandas es el que lleva su propio nombre.
Josh Todd y Jocke Berg son los mejores cantantes de hardrock que hay actualmente, y gran parte del éxito de sus bandas es por ellos, y no es solo un tema de voz, sino de actitud, presencia, estética, y hasta madurez.
Ambas son bandas muy parecidas, pero a la vez muy diferentes. De todas formas creo que HS están un escalón por encima de BC, y que hacerse un nombre en Suecia es más difícil que en USA.
HS tiene ya 5 discos desde el año 1999, todos a un nivel increíble, pero creo que con el disco homónimo Hardcore Superstar en el año 2005 logran un disco que es como la Biblia del hard rock, un manual de cómo se hace un disco 10, un disco perfecto, una maravilla del rock es estado puro. El disco vino acompañado posteriormente del DVD Live at Sticky Fingers que lo recomiendo tanto o más para aquellos que por desgracia todavía no hemos podido ver a esta superbanda alive¡¡¡. We don’t celebrate Sundays, Wild boys, My good reputation……cuando escuche este disco por primera vez no daba crédito, desde entonces sólo quiero ir a Suecia de vacaciones.
BC cuenta con 4 discos en su haber, y ocurre algo parecido que con HS, los cuatro son de un nivel altísimo, pero con el primero, su disco homónimo, logran otra Biblia del rock, rescatando el verdadero hard sleazy angelino y devolviéndolo a donde tiene que estar. Aunque después del primer disco mantienen un nivel muy alto, si es cierto que se han vuelto bastante comerciales lo que no hace que la banda pierda un ápice de ganas ni de actitud y esto lo demuestran temas como Rescue Me o Talk to me de su último album Black Butterfly.
En resumen, dos superbandas básicas para los amantes del rock en el siglo XXI.